Si me conoces no alardees

Si me conoces no alardees, yo se quién soy

Frase del día:

jueves, 22 de septiembre de 2016

19 de Septiembre de 1985, el día que se mutiló la Ciudad de los Palacios.

Cuando la tragedia se convierte en pose social.




Palabras y palabras en crónica hablada o escrita han salido de innumerables estudiosos y analistas así como de sobrevivientes y a estos últimos es más conveniente creerles, tanto porque estuvimos ahí como porque sabemos lo que sucedió, al menos la mayor parte de lo sucedido. Pero insistiendo, palabras y kilómetros de memorias se han publicado y hasta convertido en pomposos documentales, algunos buenos y algunos oportunistas, y aún así la mayoría de la gente laboralmente activa de hoy en día ve aquello con apenas un sentir de compasión mínima pero el riesgo implícito de algo que consiguió destruir una ciudad en su momento ya resulta un tanto "remoto" y de hecho "poco probable". Eso es malo, si bien un terremoto no puede ser predecido, también es verdad que la probabilidad de que se repita es de 50 en 100 y pocos parecen tener en cuenta eso.

Se habla de que las normas de construcción y crecimiento urbano se han modificado y legalmente mejorado y se habla también de una consciencia colectiva más preparada que antaño pero al parecer no quiere nadie darse cuenta de lo frágil que la Ciudad de México quedó después de aquello. Pareciera que para empresas y particulares la probabilidad de un sismo de alta escala es actualmente un riesgo "que no va a sucederles a ellos" y de hecho se siguen construyendo edificios altísimos y siguen creciendo los asentamientos irregulares en esta ciudad que hoy tiene bastante menos agua de yacimiento que la que tenía en 1985. Cierto, probablemente el terreno ya no resulte tan arcilloso pero los huecos debajo de la ciudad resultarían más peligrosos todavía. Corresponde a los ingenieros determinar si es el caso pero definitivamente la población de la ciudad ha crecido sin organización ni sustento y eso hace más grave el asunto.


Qué sucedió exactamente el 19 de septiembre de 1985?, un movimiento de origen en Michoacán originado por el movimiento de la barra de cocos y repercutiendo en la brecha de Michoacán al liberar energía retenida por un considerable espacio de tiempo (al menos esa fue la versión científica oficial). En el puerto Lázaro Cárdenas y zonas aledañas el movimiento fue de gran fuerza pero los terrenos lograron abatir consecuencias, no así el Valle de México que recibió el sismo abiertamente sin terrenos capaces de amortiguar el impacto. Algunos profesionales en la materia, y para ilustrarlo al vulgo, lo compararon malamente con un automóvil corriendo sin control corriendo a 150 km/h contra un edificio de cristal ya que, ellos mencionaron, la construcción de zonas comerciales se habían edificado a través de las décadas sin planeación ni organización alguna como ya era entonces normativo en países como Japón, Rusia, Estados Unidos (San Francisco en particular) e Italia y aparte se debía considerar que los edificios antiguos (de más de 100 años a esa fecha) habían tenido un mínimo o nada de mantenimiento en su mayoría. La virtual destrucción del Centro Histórico y zonas contiguas demuestran que esa teoría es cierta.


Sin embargo lo más humanamente doloso de las consecuencias del terremoto viene de parte de la gente misma, gobierno y pueblo. La cultura personal reinante en México es definitivamente personalista basada en el "Yo, mí, mío" (y las excesivas marchas callejeras y movimientos minoristas así lo demuestran). El mexicano promedio somos más inclinados a lo que personalmente podamos obtener en beneficio y utilidades y poco nos preocupamos del factor "obligaciones y deberes". Los gobiernos de México no son ajenos a esto. Muchos grupos que han gobernado al país, si no es que todos, en realidad poco se han preocupado por la naturaleza del pueblo y los habitats que componen al país. La gente sin recursos (y sin hogar) se asienta en terrenos libres y se hacen liderar por oportunistas que crean alguna asociación y/o frente social para defender a los paracaidistas bajo el tenor de "derecho a la vivienda" y por supuesto los cacareados (y muy mal usados) derechos humanos. Por otra parte, están las zonas urbanizadas en regiones de clases sociales medias bajas, que tuvieron un inicio precisamente como asientos irregulares y han observado desde siempre una gran nulidad en planeación y crecimiento, agravando el asunto con la construcción y modificación de edificaciones sin un control técnico de personal calificado (ingenieros, arquitectos, etc). En este tipo de zonas, los servicios públicos no están sujetos tampoco a ninguna planeación previa y no formaron parte de ningún plan de desarrollo urbano (en una ciudad que originalmente estaba rodeada de zonas ejidales). A esta problemática se le suman los galimatías que representan el inadecuado manejo del agua, drenajes y desechos humanos diarios. En las áreas de clase media alta se impacta una afectación social derivada de la anterior ya que se convierte en áreas de manejo perfectible respecto a servicios y dedicación de gobierno y por ello los servicios públicos se demeritan, así como su tasa tarifaria en impuestos prediales ya no queda dentro de las proporciones reales. Aquí también se dan en mayoría construcciones y modificaciones sin sustento técnico.


En las zonas de clase alta existe la ventaja de los recursos financieros pero alcanzan el impacto de los problemas generados por los asentamientos irregulares, por ende, los servicios públicos aunque más existentes, no dejan de tener problemas y, todo junto -clases bajas con altas-, generan la sobreexplotación de mantos subterráneos acuíferos en una ciudad que no es apta para ello. Entre las muchas consecuencias del mal desarrollo urbano, se encuentra el factor "actitud" de la gente menor a los 35 años, que sabe que hubo un terremoto en 1985 pero personalmente no les afecta.

En este punto conviene destacar que en la actualidad el "Terremoto del 85" se ha convertido para la generación mencionada un tema de moda más que de consciencia. El hablar o conmemorar a las víctimas es una oportunidad del "primer plano" y todos hablan de lo muy triste que resulta pensar en ello, lo terrible, lo malo, lo destructivo pero pocos, y esto es verdad, muy pocos realmente tienen la cultura de la prevención y/o cooperación en el supuesto caso de que un terremoto de esas dimensiones se diera nuevamente en la ciudad. En realidad muy pocos implicados con construcciones y estructuras dentro del perímetro de riesgo, han echado mano de revisiones y previsiones y en muchos casos algunas construcciones que resistieron en 1985, se han convertidos en trampas mortales a las que poco mantenimiento se ha dado. Es cierto que las personas con una edad a partir de los 40 tendrán más claro y en cuenta el hecho de que el terremoto de 1985 fue lo suficientemente destructivo como para haber cambiado la vida del país, no sólo de la ciudad pero la idea de una devastación posible a futuro está más firme en la consciencia de personas mayores a los 50 años, en mayoría, personas en edad del retiro. La reflexión anterior nos lleva, por consecuencia, a pensar firmemente que la cultura de prevención es más teórica que real.

No, no estamos preparados. La única probable ventaja en esta ciudad son las alertas sísmicas instaladas adecuadamente pero estas son incluso susceptibles de daños por intemperie y/o vandalismo, aunando la estupidez de muchas personas de crear bromas y tomarse muy a la ligera el sonido oficial destinado para estas alarmas. Si consideramos además la corrupción que ha permitido la construcción de edificios de grandes dimensiones en donde se supone no deberían estar y la falta de civismo de los que quedan dentro de los perímetros de riesgo, un eventual desastre como el de 1985 representa el mismo o peor riesgo en estos días. Esta corrupción también ha generado los elefantes blancos que representan los predios con alto riesgo.


Comparando un poco: Japón posee una serie de planes preventivos que lo colocan a la cabeza de las naciones avanzadas en este sentido. Cuando en 2013 una planta nuclear provocó un desastre ecológico, la población de la zona fue evacuada y auxiliada y esta puso de su parte, hoy han superado eso, lo mismo sucedió con zonas sísmicas en las que su recuperación urbana ha logrado restablecer la vida cotidiana de los habitantes. Rusia también tiene zonas altamente sísmicas y allá sucede virtualmente lo mismo, su pasmosa organización y planeación les ha permitido salir avantes. La Ciudad de México sufrió en ese 1985 un colapso tal que destruyó un 70% de edificaciones laborales útiles, si no es que más, y un 45% de casas habitación tan solo en el perímetro del centro de la ciudad (de los límites sur a poco más arriba de los límites norte y oriente de la delegación Cuauhtémoc).

Cuando el tema "Terremoto de 1985" deje de ser una moda posterior a los festejos patrios cada año y se haga real consciencia de sus proporciones, entonces sí podremos hablar de "Una cultura cívica frente a los sismos", mientras no.

Somos un país con más sentido barato del humor que con memoria histórica.

Es cuanto



Messy Blues

viernes, 26 de agosto de 2016

Facebook y su campo minado.

Catálogo de personalidades variopintas de las que es sugerible cuidarse en las redes sociales.

Definitivamente las redes sociales son un entretenimiento genial y hasta en cierto modo una herramienta de trabajo, especialmente en el sentido de comunicación. Hace unos 20 años era virtualmente imposible enviar una notificación de negocios o personal a nadie sin utilizar un teléfono público, el correo convencional o el telégrafo. Qué no hubiéramos dado muchos por darle a esa persona especial un saludo de cumpleaños sin el miedo de que nos respondiera su familia y salir raspados en el intento?, jajajajajaja. O bien, qué no habríamos dado para poder enviarle a determinada empresa nuestra propuesta de trabajo esperando que llegara a tiempo?. Lo cierto es que en ese entonces hubiéramos dado lo que fuera por tener herramientas siquiera cercanas a lo que hoy es un teléfono celular. Vamos, hasta para tomar fotografías se requería paciencia para verlas terminadas e impresas en papel, o para escuchar música teníamos que ir a comprar un cassette y un buen arsenal de pilas "AA" para poder traer un "Walkman" y esperar a que acabaran mil canciones para escuchar una en especial.

Hoy que existen el internet, los celulares y las redes sociales las cosas deberían haber mejorado... pero creo que no del todo. Lejos de haber implicado calidad de vida, esto es en mayoría de casos (no todos) la gente joven sale a cazar pokemones (jajajajaja, touché!) o a estar al pendiente de una vida en facebook más que una vida real y personal. No me persigno, yo tengo un poco de esa parte, utilizo esto para publicitar lo que hago como músico pero no desaprovecho para hacer comentarios personales (como este). Pero aún dentro de todo esto las redes sociales permiten cosas que antes teníamos que hacer creando un periódico hecho a mano o preparando chismosos discursos cerveceros con los amigos en reuniones de sábado. Así que tanto el facebook como el twitter vinieron a darnos esa comodidad y facilidad para expresar.

El problema es que pocos son los que saben hacerlo y, en una pasmosa mayoría también, hay usuarios que utilizan estas aplicaciones de manera enfermiza, lo terrible es que no se dan cuenta de ello y asumen que la razón les asiste.

Haciendo la aclaración de que muchas veces uno lleva cierto tipo de relación con algunas personas cercanas y por lo tanto se lleva uno pesado con ellos, pongo algunos ejemplos de los tipos de usuario que trato de evitar de un tiempo para acá:

1.- El (la) Chistoso(a): Son aquellos que comentan posteos pero lo hacen con burlas, comentarios demeritorios y a veces hasta cuestionando a la persona que postea. Casi siempre para ellos sus gustos y opiniones son mejores que los tuyos.
2.- Los(as) Yo-yo: Son personas que comentan intentando ser cordiales, en algunos casos, pero que no pueden evitar citar un ejemplo de sí mismos como modelo de acción. Ej: "Yo por eso lo hago así o asá, yo por eso soy buena onda, Yo por eso lo hago mejor, Yo por eso voy a misa, etc".
3.- Los(as) Moralistas: (De estos tengo hasta una sobrina medio loca) Este tipo de contactos son los que se toman la libertad de cuestionarte hasta las fotos que publicas, la vida que llevas y hasta tu relación con tu familia. Podrán no arreglar sus propias vidas pero la tuya, para ellos, tiene que ser perfecta. Ah pero si andas tocando fondo ni te pelan.
4.- Los(as) Joyeros(as): Estos son de los que más gordos me caen. Son los que hacen cadenas que no debes cortar porque si no te caerá la maldición. Por lo regular son oraciones religiosas, pensamientos "buena onda" (bien Paulo Coelho), peticiones de milagros (de esos que si compartes y das "Amén" se cura alguien), complots del gobierno en contra del pueblo o alertas contra facebook que quiere cobrar el servicio o utilizar tus datos personales para que Bilderberg, el FBI, la CIA y la KGB puedan controla tu mente.
5.- Los(as) Bolchieviques: Mejor conocidos como "Chairos", son los pseudoizquierdistas a los que no se les da gusto con NADA. Incapaces de ponerse a trabajar y atentos a lo que publicas para tacharte de "Peñabot" o "Sumiso al gobierno". A estos sí hay que tenerles especial cuidado, si se te ocurre hacer algún elogio al gobierno eres un oficialista vendepatrias pero si se te ocurre dar tu "PERSONAL" opinión sobre tu disgusto a las marchas que secuestran tu ciudad, aguas!!!!!!. Como detalle, estos contactos utilizan dispositivos y equipo caro, creado por ese "Criminal Capitalismo Fascista" que tanto desprecian.
6.- Los(as) Expertos(as): Con estos no habrá tema que tú publiques que ellos no conozcan mejor que tú. Suelen publicar también notas "fake" dando por hecho que es verdad y no suelen tomarse la molestia de investigar un poco pero si se te ocurre lanzar tu punto de vista, basado en hechos y pruebas, te arriesgas a que te eliminen de su valiosísimas listas.
7.- Los(as) Políticos(as): Para estos usuarios, muy similares a los de la definición número 5, todo es blanco o negro. Son personas conflictivas, se pasan el día escribiendo y compartiendo sobre su ideología y generan extensas peleas con quienes no piensan como ellos. Sin dudas lograrán ponerte de mal humor.
8.- Los(as) Negativos(as): Estos son un caso bien especial. Comparten todo el tiempo sus problemas y sufrimientos, sin rescatar nunca nada positivo. Lo hacen esperando los comentarios condescendientes de sus seguidores.
9.- Los(as) Reality Show: Estos me dan la impresión de necesitar mucha atención afectiva. Sus posteos están finamente calculados para generar miles de comentarios. "Hoy estoy mal, voy a tomar una mala decisión", es un mensaje típico de estos personajes. Suelen pedir a gritos un poco de atención. A esos podemos verlos creando grupos y si tuviste la brillante idea de participar por cortesía, te has convertido en su esclavo mental. Se enojan si no participas en sus foros y sus chantajes morales no tienen límites. También suelen reaccionar muy ofuscadamente si no comentas o calificas sus posteos convencionales o si no respondiste como ellos esperaban a sus comentarios en tus propios posteos.
10.- Los(as) "Si no estás conmigo estás contra mí": Estos también son tremendos. Por lo regular suelen establecer una doctrina con sus gustos y convicciones y NADIE puede estar en contra de esta so pena de ser su enemigo natural. sus reacciones son tan complicadas que pueden causarte un extraño conflicto contigo mismo.
11.- Los(as) Centro del Universo: Estos contactos suelen estar permanentemente conectados a las redes sociales y pueden enojarse mucho si el resto de sus contactos no le responden en el momento sus a veces caprichosas peticiones. Están convencidos de que tú y los demás están, como ellos, metidos todo el día en internet.
12.- Los(as) "Todo me disgusta y me parece ridículo": Son los del falso nacionalismo. Se molestan si publicas cosas simples como fotos de algún platillo, determinadas fotos (vacaciones, paseos cortos, etc.), poner la bandera de algún país en marca de agua en tu perfil, elogiar a alguien que les cae mal o de plano si mencionas que estás feliz. Lo chistoso es que son los que pueden atacar duramente a Donald Trump y al mismo tiempo ser bastante racistas con sus propios paisanos.

Ahora bien. Es cierto que las redes sociales al ser gratuitas te dan el alienable derecho a publicar lo que se te de tu regalada gana pero con este tipo de personas las cosas no funcionan así, en primer lugar porque parecen creer que no es tu derecho inalienable que publiques en tu muro lo que se te pegue la gana y en segundo porque parece que necesitan que su brillo personal sea el que predonime, y casi siempre es por autoestima baja.

Publico esto porque últimamente me he quedado solamente con gente que me aporta algo y a quien algo de mí pueda servirles, es decir, gente que de una manera u otra o es constructiva o de plano simplemente no trae basura en la cabeza y es un poco por algunas discusiones que he estado evitando en estos medios (digo, pudiendo llevar la fiesta en paz). He cortado personas a las que realmente he apreciado por años que se ponen repentinamente muy "punks" y llegan incluso a la confrontación personal y he visto con cierta complacencia que algunos mejor me cortan a mí, precisamente por algo que les debí haber dicho o por algo que publiqué que no les gustó.

Por culpa de personas así muchas veces es difícil encontrar gente que vale la pena o bien hacer que lo que tú buscas valga la pena ya que ellos le han restado seriedad a lo que se supone es un avance tecnológico. Conozco amistades que me costó trabajo volver a encontrar (a través de esta madre) y que entran cada venida de obispo y en sus muros tienen muy pocas cosas y estas son en realidad muy sencillas y hacen eso porque tienen una vida y porque prefieren no complicarse con personas tóxicas. Están los que yo llamo "Ayatolas", que siempre entran a corregir el mundo pero con ellos hay una significativa diferencia: Saben de qué están hablando y en ese sentido es difícil ponerse de sangrón ya que una corrección siempre es bienvenida.

A partir de que comencé a seleccionar a las personas con las que quiero interactuar es que mis visitas al FB son más gratas y me hacen olvidar un poco el trajín del día. O sea, he comenzado a hacer del facebook lo que para muchos ha dejado de ser: un refugio coloquial para quitar el estrés.

Claro que mi lista no es la verdad absoluta y se valen comentarios y correcciones.

Es cuanto

Messy Blues

jueves, 18 de agosto de 2016

Decepciones Updated

El Cartel 2016 de "La Marque" retoma los principios básicos de esta: La Mediocridad

Aunque estoy consciente de que los implicados hacen su mejor esfuerzo, como diseñador gráfico no puedo aplaudir un trabajo "pobre". Ciertamente los carteles de la marquejalada han estado a la altura de la calidad cultural del evento (o sea, "malitos") pero hubo un momento en que el festejo estuvo a punto de taparme el hocico. Dolerá que lo diga pero el Frito Vargas, su administración, parece haberse esmerado en darle un giro más categórico (aunque este venía por inercia desde Lupe Nava) a pesar de sus pequeños fraudes (uno muy peculiar en un cartel fusilado de Shutterstock). Aún así el cartel del año pasado y algunos puntos de logística de la "marque" del año pasado fueron bastante más maduros y rayaban en lo profesional. Este año el cartel es... "poco profesional???". Sí, es pregunta.

En una regla dentro de los lineamientos para un cartel, debe haber al menos un 75% de información gráfica acomodada en todo el formato. Obvio, encabezado, explicación, etc etc etc; pero en el cartel lo que falta no es información gráfica sino el nombre del autor del libro y la editorial, ah y el precio. Así es, parece más la portada de un libro.

Pasando de ello a la proyección de lo que se pretende vender, predomina un solo color (error de cromoproyección) y si se han encerrado todos los conceptos del evento dentro del toro luego entonces hay que aprovechar el resto de espacio con otros elementos, o bien, manejar claroscuros.

Si el equipo creativo me presenta a mí este trabajo, yo lo tomaré como una "viñeta preliminar" ya que se trata de una acuarela escolar con una manola digna de un storyboard, un mercado con apariencia de "calca", un cerro del Culiacán mas bien torcido y una parroquia boceteada con lápices de colores pero de ninguna manera es un trabajo terminado al cien por ciento como ilustración oficial.

Otro detalle en el que caen por lo regular muchos "diseñadores" de publicidad a nivel nacional es la tipografía. Si se ha institucionalizado un evento, este debe mantener la misma imagen corporativa y, un detalle más que importante, el trabajo de identidad en un cartel no se trabaja por iniciativa de una sola persona. El diseñador es eso, diseñador (dibujante, ilustrador, etc) pero no es publicista. No puedes cobrar un trabajo de rehabilitación bucal por fractura múltiple de mandíbula siendo un odontólogo, se requiere también colaborar con un maxilofacial y un médico general.

Ese es el problema, siempre queremos sacarle punta al lápiz con una lima de uñas y tratar de quedar bien como "Un gran diseñador gráfico" cuando en la escuela nos hemos brincado el muy importante punto de "Ética Profesional". La carrera a nivel universitario es "Licenciatura en ilustración y diseño", no es "Licenciatura en publicidad" ni "Licenciatura en hágalo todo usted mismo". Para todo lo anterior salta a la vista precisamente la pobreza de este trabajo.

Aunque yo ya ni me iba a meter en esto, es una opinión muy personal sobre el triunfalismo que enarbolan los responsables del asunto. Leer aquello de "Un trabajo muy profesional", cae como patada de mula cuando uno es bastante mamoncito con el trabajo que suele entregar.

Es cuanto

Messy Blues

miércoles, 3 de agosto de 2016

Let's make México great again

Anthony Bourdain opina sobre la importancia de los mexicanos en la economía de EE.UU.

(tomado de www.forofinanciero.com)

A raíz de la conmemoración del Cinco de Mayo, el reconocido chef y conductor de TV Anthony Bourdain publicó en su blog una reflexión que invita a replantear la perspectiva que predomina en la relación entre México y Estados Unidos, países que sostienen un amor cultural complejo e implícito, en un texto que sirvió para presentar un episodio de “Parts Unknown” (http://cnn.it/1pXHjwD), programa que conduce para CNN, dedicado a México. 

“Under the Volcano” es el título de este conmovedor texto, basado en la novela del escritor inglés Malcolm Lowry (1909–1957), en el que Bourdain describe una serie de fenómenos psicoculturales que marcan a ambos países, cuya cercanía cultural les impone una intimidad que supera, por mucho, la simple coincidencia geográfica, lo cual resulta en una fusión intensa, desorganizada y, hasta cierto punto, desaprovechada.

A continuación le presentamos la traducción del texto íntegro de Anthony Bourdain.

“Bajo el volcán

Por Anthony Bourdain, CNN

Los estadounidenses aman la comida mexicana. Consumimos nachos, tacos, burritos, tortas, enchiladas, y tamales en enormes cantidades, y cualquier otra cosa que parezca mexicana. Nos encantan las bebidas mexicanas: felizmente tomamos grandes cantidades de tequila, mezcal y cerveza mexicana cada año. Nos encanta la gente mexicana, tanto como con certeza empleamos a muchos de ellos. 

A pesar de nuestras actitudes ridículamente hipócritas hacia la inmigración, exigimos que los mexicanos cocinen un gran porcentaje de los alimentos que comemos, que cultiven los ingredientes que necesitamos para hacer esa comida, que limpien nuestras casas, que corten el césped, que laven los platos, que cuiden de nuestros hijos. Como cualquier chef le dirá, toda nuestra economía de servicios –el negocio de los restaurantes tal como lo conocemos–, en la mayoría de las ciudades norteamericanas, se vendría abajo de la noche a la mañana sin los trabajadores mexicanos. A algunos, por supuesto, les gusta decir que los mexicanos están "robándose los empleos en Estados Unidos". Sin embargo, en dos décadas como chef y empleador, nunca he tenido a UN SOLO chico norteamericano en mi puerta solicitando un trabajo para ser lavaplatos, portero o incluso como ayudante de cocinero. Los mexicanos hacen gran parte del trabajo en este país que los estadounidenses, quizá, simplemente no quieren hacer.

Amamos las drogas mexicanas. Tal vez no usted personalmente, pero "nosotros", como nación, sin duda, consumimos cantidades titánicas de ellas, recorremos extraordinarias distancias y gastamos grandes sumas para adquirirlas. Nos encanta la música mexicana, las playas mexicanas, la arquitectura mexicana, su diseño de interiores, y las películas mexicanas.

Entonces, ¿por qué no amamos a México?

Juntamos las manos y encogemos los hombros por lo que sucede al otro lado de la frontera. Tal vez estamos avergonzados. México, después de todo, siempre ha estado ahí por nosotros, para dar servicio a nuestras necesidades y deseos más oscuros. Ya sea para vestirnos como idiotas, perder el conocimiento por el alcohol, quemarnos con el sol en ‘Spring Break’ en Cancún, lanzar unos pesos a desnudistas en Tijuana, o tostarnos el cerebro con drogas mexicanas, pocas veces mostramos nuestro mejor comportamiento en México. Ellos han visto a muchos de nosotros en nuestro peor momento. Ellos conocen nuestros deseos más oscuros.

Al servicio de nuestros apetitos, gastamos miles y miles de millones de dólares cada año en drogas mexicanas, mientras que al mismo tiempo gastamos de miles y miles de millones más tratando de evitar que esas drogas lleguen a nosotros. El efecto en nuestra sociedad está a la vista en todas partes: ya sea que se trate de niños cabeceando y con sobredosis en la pequeña ciudad de Vermont, de violencia de pandillas en Los Ángeles, vecindarios quemados en Detroit, está ahí para verlo. Lo que no vemos, sin embargo, lo que no hemos notado realmente, y no parece que nos importe mucho, es los 80.000 muertos, la mayoría víctimas inocentes en México, solo en los últimos años. 80.000 muertos. 80.000 familias que han sido afectadas directamente por la llamada “guerra contra las drogas".

México: nuestro hermano de otra madre. Un país, con el que, nos guste o no, estamos inexorable y profundamente involucrados en un abrazo estrecho, pero a menudo incómodo. Mírelo. Es hermoso. Tiene algunas de las más deslumbrantemente hermosas playas de la tierra. Montañas, desierto, selva. Arquitectura colonial preciosa. Una trágica, elegante, violenta, absurda, heroica, lamentable, desgarradora historia. El vino mexicano rivaliza con el toscano por su magnificencia. Sus sitios arqueológicos, restos de los grandes imperios, no tienen igual en ningún lugar. Y por mucho que pensemos que lo conocemos y lo amemos, apenas hemos arañado la superficie de lo que realmente es la comida mexicana. NO es queso derretido sobre un trozo de tortilla. No es simple ni fácil. No es nada más "comida de amigos” para el medio tiempo [de un juego]. Es, de hecho, antigua, más incluso que las grandes cocinas de Europa y, a menudo profundamente compleja, refinada, sutil y sofisticada. Preparar una verdadera salsa de mole, por ejemplo, puede demorarse DÍAS para crear un balance de ingredientes frescos (siempre frescos), laboriosamente preparados a mano. Podría ser, debería ser, una de las cocinas más interesantes del planeta, si le pusiéramos atención. Los cocineros de la vieja escuela de Oaxaca hacen algunas de las salsas más difíciles de preparar y matizadas de la gastronomía. Y algunos de la nueva generación, muchos formados en cocinas de Estados Unidos y Europa, han regresado a casa para llevar a la comida mexicana a nuevas y emocionantes alturas. 

Es un país por el que me siento particularmente apegado y agradecido. En casi 30 años de cocinar profesionalmente, casi cada vez que entré a una nueva cocina, fue un chico mexicano quien me cuidó, me respaldó, me enseñó qué era qué, estaba ahí cuando los cocineros más como yo, con antecedentes como los míos (me escapaba para ir a esquiar o surfear) me quedaba ahí, [mirando] como bicho raro. He tenido la suerte de saber de dónde vienen algunos de esos cocineros para ir a casa con ellos, a las pequeñas ciudades pobladas en su mayoría por mujeres, donde en la noche las familias se reúnen en el teléfono del kiosco del pueblo a la espera de las llamadas de sus esposos, hijos y hermanos, quienes se han ido para trabajar en nuestras cocinas, en las ciudades del Norte. He sido lo suficientemente afortunado para ver de dónde viene esa afinidad por la cocina al presenciar a madres y abuelas preparando muchas cosas deliciosas, con orgullo y amor verdadero, con alimentos hechos a mano, pasadas de sus manos a las mías.

En años de hacer televisión en México, este es uno de los lugares en los que, como equipo, somos más felices cuando termina la jornada de trabajo. Nos reunimos alrededor de un puesto callejero y pedimos tacos suaves con salsas frescas, brillantes y deliciosas; bebemos cerveza mexicana fría, mezcales humeantes. Con los ojos húmedos, escuchamos canciones sentimentales de músicos callejeros. Miramos a nuestro alrededor y reafirmamos, por enésima vez, el extraordinario lugar que es este.

La creencia popular es que México nunca va a cambiar. Eso es irremediablemente corrupto, de arriba a abajo. Es inútil resistirse: al cuidado, a la esperanza de un futuro más feliz. Pero hay héroes por ahí que se niegan a pasar de largo. En este episodio de lugares desconocidos, nos encontramos con algunos de ellos. Personas que están de pie ante las circunstancias, exigiendo rendición de cuentas, exigiendo un cambio a un gran costo personal, incluso aterrador.

Este show es para ellos”.

[La publicación original (en inglés): http://bit.ly/1kGaJrP. Traducción y adaptación: equipo de contenido de Foro Financiero]

lunes, 25 de julio de 2016

Pokémon y los chicos del bote de basura

El colonialismo comercial de las empresas en decadencia

No hace gran cosa de tiempo, días tal vez, se me ocurrió publicar en la harto conocida red social más
socorrida del mundo, que me parecía una idiotez, textual, el juego tan popular del "Pokémon Go" -toda vez que suelo destacar muy especialmente que la opinión es personal- añadiendo que antes los adultos teníamos mejores hobbies que ese. A tal opinión surgieron los que estaban de acuerdo y los que no y de ambos lados unos bastante aguerridos, como defendiendo casi con los dientes y sugiriendo que, a los que no nos gusta el pokémon ese pues somos unos amargados y ya. Primero refiero mi propio pensamiento y criterio sobre los Hobbies ya no vicios, gran diferencia obvia, y me parece algo muy natural. Hay hobbies que son muy "normalitos", dijera el Licenciado Nava, y otros no tan comunes pero manteniéndose en el punto en que no afectan a terceros pues siguen siendo eso, Hobbies. Las manías fanáticas son las que ya no son tan "normalitas".

Bueno, el Pokémon como palabra es la contracción (hermosa tradición japonesa, encogerlo todo) de “Pocket Monster” y aunque su origen es del Japón fue creado así como tal, Monstruo de Bolsillo y como un juego de consola en los años 90. Singularmente este tipo de franquicias son muy exitosas por naturaleza misma y el Pokémon no iba a ser la excepción dadas sus novedades extraídas de leyendas orientales. Tan romántico como soñador el inicio que eventualmente se convirtió en negocio y traspasó las fronteras de ello convirtiéndose luego en programa de televisión y finalmente en una millonaria franquicia. Cierto, millonaria franquicia que comenzó a ir a la baja poniendo en riesgo una plantilla de aproximadamente unos 300,000.00 empleados entre directos e indirectos.

Esta mencionada franquicia desde luego es un juego, digamos, muy normal que ha creado millones de seguidores establecidos en la esclavitud funcional de los juegos de consola. Los hay, individuos, que pasan su juventud y parte de su vida adulta viviendo solo de y para esta cultura de los juegos. Incluso hay expertos en el tema que han creado asociaciones. Pero Pokémon como juego no es lo que personalmente me preocupa. De hecho ni siquiera su vida por televisión (y hasta película, creo) es el siniestro sistema de colocación comercial que se utiliza para venderlo lo que no sería tan positivo que digamos.

Las leyendas urbanas no dejan de ser aprovechadas por sus estrategas de ventas y publicistas y, por ejemplo, se le atribuye a la "Canción del Pueblo Lavanda" (del juego original) que hubieran ciento y tantos suicidios en Japón (uno de los países en los que alarmantemente se encuentran las cifras más altas de suicidios). Nunca se ha comprobado que ello sea verdad pero tal maldición fue en seguida aprovechada por el "Black Marketing" (antiética costumbre de algunos estrategas de ventas) de la compañía y, aprovechando el morbo, hicieron incrementar la curiosidad incluso pagando a "expertos" en psicología para hacer falsos estudios acerca de la maldad oculta de Pokémon. Hasta el día de hoy lo único negativo que se ha podido comprobar de la franquicia es que sus adeptos pierdan el tiempo más de lo debido, poco más. Solo como dato mencionado, Derek Taylor y Brian Epstein hicieron uso simulado de esta estrategia cuando un periodista canadiense se inventó aquello de “la muerte de Paul McCartney” para generar morbo e incrementar las ventas de los discos de Los Beatles..


Sin embargo el citado "Black Marketing" es el tipo de tácticas que, por malévolas que sean, han resultado muy efectivas y su reciente presentación llamada "Pokémon Go" (mascotas virtuales que deben ser atrapadas en "el aire" por una aplicación en dispositivos android y apple) es el más maquiavélico de los retos, considerando que el individuo debe olvidarse del mundo exterior para "aplicarse" en la caza de sus demonios de bolsillo y dejar de ser un ser humano con responsabilidades y vida propia que, pudiera ser a conciencia su decisión y prerrogativa pero que ha comenzado a provocar algunos inconvenientes y consecuencias, tales como fricciones familiares y de amistad y frecuentes accidentes por descuido -al aplicar toda la atención en la labor de cazar demonios de bolsillo. Pero Pokémon no es el precursor de este Black Marketing, en todo caso tiene al menos la peculiaridad de haber sido creado con toda la buena intención del mundo y con una idea original.


Los verdaderos creadores del Black Marketing fueron los componentes de un equipo de mercadotecnia y diseñadores de la compañía Topps, que se especializan en la creación de tarjetas ilustradas deportivas, astros de rock y caricaturas. La compañía Topps siempre tuvo la política de poner a prueba un equipo creativo hasta que diera muestras de éxito o fracaso declarados, en el primer caso terminaban anexando al equipo a la plantilla formal y en el segundo simplemente agradecían al equipo sin haber estado realmente comprometidos con la gente que lo componía. Pues uno de esos equipos tuvo la idea de parodiar otra exitosa franquicia llamada "Cabbage Patch Kids" (Los huérfanos del huerto de la col), una colección de muñecas con caras regordetas y gestos simpáticos (que en lo personal de por sí me parecen horribles) creados por la compañía Coleco y que buscaban convertirse en las muñecas favoritas de las niñas de Estados Unidos (y eventualmente el mundo). Coleco tuvo tal éxito a inicios de los años ochenta con esta serie de muñecas que el equipo a prueba de Topps se aprovechó del momento para sacar una serie
de tarjetas, repito, parodiando a los Cabbage pero en situaciones tortuosas y desagradables bajo el nombre de "Garbage Pail Kids" (Los chicos del bote de basura). Mientras que las Cabbage Patch Kids eran dulces y amorosas, los Garbage Pail Kids eran totalmente desagradables y aterradores para el público en general. Tal fórmula en un Estados Unidos de los años ochenta fue no sólo exitosa, simplemente hizo suyo el mercado de tarjetas.


La compañía Topps vio con buenos ojos ese éxito (en el que no tenía mucha fe al principio), pagó la creación y la patentó, ingratos, despidiendo parte del equipo que había contribuído a su creación bajo el pretexto de que Coleco había interpuesto una demanda por el uso indebido de las Cabbage, lo que era verdad, y que por lo tanto serían sacadas del mercado tales tarjetas ya que, textual, "Topps se ha hecho un nombre basado en el progreso, la creatividad, el arte y las buenas costumbres". Los ejecutivos de la empresa llamaron a su oficina solo a los líderes del equipo y convinieron un jugoso trato para ambas partes, lo curioso vino después. Por cierto, el equipo creativo desempleado había creado también los famosos "Wacky Packages", tarjetas incluidas en paquetes de dulces parodiando marcas famosas.

Una naturaleza realmente desagradable de los personajes Garbage era su selección entre sobrevivientes y auto eliminados (en las tarjetas se pueden encontrar personajes automutilados e incluso uno que está metiéndose a una máquina de moler carne) y los "sobrevivientes" trascendieron un par de generaciones a las ediciones de cada serie de tarjetas creando un culto tal que llegó a ciertos incidentes entre menores que atentaban contra otros menores basados en la inspiración nacida de las tarjetas. Esto no es una leyenda urbana ciertamente.


Se polemizó mucho acerca de que las tarjetas en su edición adhesiva contenían un cierto grado de cocaína pero después de muchos análisis por parte del FBI y otras agencias de salud en el mundo se concluyó que esto era falso. Lo cierto es que las dichosas comenzaron a influir en el comportamiento de los menores de entre 12 y 18 años en la Unión Americana, Europa, Asia y en algunos círculos de clase media alta en Latinoamérica. Las tarjetas se convirtieron hacia mediados de la década de los 80 en todo un consumo y un culto y comenzó así el menosprecio al buen gusto y a las manifestaciones melosas de cordialidad (de acuerdo a un estudio hecho por Pepsico, las ventas de las bebidas gaseosas decayeron precisamente porque la publicidad en las dos compañías más fuertes se proyectaba a la concordia y el advenimiento de los Garbage Pail Kids habrían obligado a ambas a hacer más agresiva su publicidad orientándola al sarcasmo y la parodia).


Curiosamente existen muchos expertos que sugieren que fue a partir de 1985 que la cultura juvenil tomó tintes más insolentes y plenos de humor negro y, aunque los Garbage Pail Kids no fueron los responsables al frente, sí influyeron de manera determinante en ello. Incluso empresarios serios y respetables como Lee Iaccoca enfocaron parte de sus análisis comerciales al desempeño de la colección de tarjetas para determinar hasta donde el ciudadano promedio era susceptible de ataques psicológicos basados en la anarquía personal.

Al final lo decepcionante de Pokémon Go podría residir sólo en un argumento: es parte de la campaña de ventas pero, y qué es una compañía si no vende?. Lo espeluznante radicaría más bien el el medio y no en el fin, muy a pesar de que Maquiavelo asegure que “El fin justifica la guerra”. Digo, la técnica de publicidad en este caso podría poner en riesgo muchas cosas, muy al margen de si se trate de un sano pasatiempo o no.

Es cuanto

Messy Blues

martes, 19 de julio de 2016

Carta Abierta a los simpatizantes de Donald Trump

Estimado ciudadano estadounidense de raza blanca:

Recientemente tú y yo hemos sido testigos de la intolerante retórica de un aspirante a la presidencia de tu país. Muy nacionalista, muy patriótico, muy... muy blanco. Vamos amigo, ese discurso parece pertenecer a un pueblo oprimido y marginado, un pueblo que ha tenido la necesidad de convertirse en una minoría en su propio país. Pareciera que ese pueblo ha sido despojado de lo que le pertenece y de sus derechos como especie humana. Pero seamos honestos entre tú y yo. Abordemos por unos minutos la consciencia de la honestidad y hablemos de lo que hizo "Grande" a tu nación, cuando lo fue.

Tú y yo somos descendientes de dos razas, bueno, yo de dos, tú de una. Mis ancestros son españoles e indígenas, es decir; los indígenas que ya vivían en este territorio desde hacía muchos siglos antes de que los españoles llegaran y los españoles al menos tuvieron el gesto de permitirse el mestizaje, por eso también tengo ascendencia española. Tú desciendes de migrantes ingleses, o irlandeses, o escoceses, o alemanes, o polacos, o rusos, o... cualquiera de esas razas caucásicas. Ellos nunca permitieron el mestizaje ni la interacción entre culturas por lo que tu ascendencia es simplemente de una raza. Bueno, pues ellos, los europeos colonizaron todo este continente llamado actualmente América (no sólo tu país es América, por cierto) porque estaban mejor preparados y ellos ya estaban en la edad del hierro. En esos tiempos en que el más fuerte sobrevivía y ellos en armas lo eran. Como verás no somos tan diferentes en cuestión de origen y somos descendientes de invasores de una tierra que perteneció a los nativos desde tiempos milenarios.

Ahora bien. Yo tengo un poco más de historia que tú porque mis antepasados vivieron desde la Alta California hasta Guatemala. Tejas (Texas) y Nuevo México eran parte de nuestro país incluyendo lo que hoy se conoce como Arizona y esa extensión de nuestro territorio fue casi regalada por un ambicioso que ni mexicano era. Espero comiences a aceptar que entonces la injusticia ya no era tenor de tu patria desde entonces. No te culpo a ti por eso, solo te estoy mencionando las bases para aclarar el punto de “Hacer América Grande Otra Vez”.

Estados Unidos ha sido un país con muchos tintes. Realmente se convirtió en precursor de tecnología, mecánica, ciencia, arte y principalmente comercio pero no en muchos casos fue de manera justa. Muchas veces se basó en el abuso laboral y humano de la gente blanca sobre la de otras razas diferentes (no inferiores, diferentes). Aún así Estados Unidos fue considerado por mucho tiempo como un país de “Primer Mundo” y eso ha sido completamente aceptado a través del “Malinchismo” en México. Ah sí, el “Malinchismo” es el arte de ser mexicano y adorar todo lo extranjero menospreciando lo mexicano. Y te consta.

Antes de darte la razón sólo permíteme mencionar que cuando un ciudadano estadounidense llega a México, ya sea hombre o mujer, los mexicanos tenemos cualquiera de dos actitudes: o muy serviles (lambiscones) o muy fraternales. Les permitimos vivir aquí sin pagar muchos impuestos, les permitimos comprar propiedades y establecerse aquí, les permitimos privatizar nuestras playas y dejarnos a nosotros fuera de estas y hasta les hemos regalado San Miguel de Allende para que la conviertan en “La más hermosa comunidad estadounidense en México”. Si los hombres vemos una mujer de tu país en la calle le decimos que es hermosa y si las mujeres de mi país ven a un hombre de tu país dicen que es muy guapo. A tal grado de desprecio llegamos con nosotros mismos por darles preferencia a ustedes que ustedes tienen los mejores puestos en las empresas que se establecen aquí en mi país, viven en lugares mejor vigilados, tienen mejor protección y más garantías que nosotros, sus hijos estudian en colegios a los que no se nos permite a nosotros ingresar y, aprovechando que nuestro gobierno es rastrero por naturaleza, no pagan los mejores sueldos a sus empleados mexicanos. Estoy hablando de gente blanca de tu país establecida en el mío, México.

Ahora bien, observa detenidamente. A consecuencia de que los extranjeros aquí tienen mejores cosas que nosotros, que somos de aquí, nuestra gente pobre se marcha a Estados Unidos, llegan a tu país en donde viven al margen de todo. Confinados en encierros, no los vaya a agarrar “La Migra”, trabajando de sol a sol en labores agrícolas que la maquinaria inventada por japoneses pero patentada por ustedes, es tan cara que tus propios agricultores no pueden comprarla y por ello no puede entrar a las parcelas. Por eso tus compatriotas contratan mexicanos. Mi gente no solo hace eso. También son los mejores sirvientes de jardinería, construcción, limpieza, mantenimiento y otras labores que a ustedes no les gusta efectuar. Mi gente en Estados Unidos soporta eso, soporta humillaciones y soporta convertirse en ciudadanía de segunda en un país en donde a los blancos se les ha metido en la cabeza que les estamos robando sus empleos. Viéndolo de ese modo ustedes aquí nos están robando los nuestros también.

Pero hay más. Nosotros compramos todo lo que ustedes producen como ropa Levi’s, guitarras eléctricas, autos Mustang, música de Rock, revistas, dulces y un millón de cosas más por el solo hecho de venir de Estados Unidos. Ustedes difícilmente compran nada hecho en México. No los blancos que creen en la supremacía de su raza. Y de esos extremismos hay también muchos en México (por ejemplo la pseudo izquierda de Andrés Manuel López Obrador, así de patético es tu candidato a presidente). También gastamos nuestro dinero en tiendas Walmart, en Burger King, en Kentucky Fried Chicken y muchísimas cadenas más y ese dinero no se queda aquí en mi país, se va a tu país y nosotros no protestamos porque creemos en la dinámica de empresas y comercio, eso fue lo que hizo grande a tu país y eso fue lo que muchos gobernantes republicanos no supieron cuidar, en tu país. Solo recuerda, Nixon quería hacer marchar a Lennon, Reagan quedó moralmente bajo sospecha de haber sido parte de una conjura en su asesinato; George Bush padre apoyó un neoliberalismo equivocado queriendo copiar a Margaret Thatcher (y de la manera en que lo aplicó fue que se perdieron muchos empleos de tu país), George W. Bush (Bush hijo) llevó a Estados Unidos a la guerra en medio oriente misma que derivó en la amenaza constante de terrorismo que vive tu país.

Bien. Ahora voy a decir algunas cosas por las que se que tienes miedo de nosotros. Para empezar el discurso tan fascista del candidato de ultraderecha en tu país, un sujeto que recibió lecciones de negocios y seriedad empresarial por parte de mexicanos y quedó tan dolido que prefirió hacer del odio racial hacia nosotros su mejor carta para ganar. Te convenció de que mi gente llega a tu país a quitarte tu empleo y hasta a violar a las mujeres. Jamás negaré que existe el crimen organizado pero no solo existe en mi país, también en el tuyo existe y tienen los mismos intereses. El asunto es que te ha hecho creer que somos una amenaza. Y bien podría ser el mismo discurso de una candidato radical mexicano en contra de tu país lo que derivaría en que tendrían que dejar nuestro país, deshacerse de sus bienes y propiedades y hasta cerrar las empresas de Estados Unidos que operan en México. Verdad que no es agradable leer eso?.

Así es estimado ciudadano estadounidense, no todos los estadounidenses blancos son racistas, no todos son fraudulentos y no todos apoyan al candidato mencionado por odio a los mexicanos como no todos los mexicanos somos lambiscones con ustedes. Tú no vienes a robarme y mi gente no va a robarte si es que así son las cosas. Pero ahora dime. Has pensado que para construir un muro de miles de kilómetros a lo largo de nuestra frontera, para hacer más fuerte tu ejército, para declarar la independencia comercial del TLCAN y para cerrar las fronteras a la gente de oriente medio se requiere mucho dinero?, en verdad crees que tu candidato de ultraderecha va a cumplir esas promesas de campaña?. Me gustaría que pensaras un poco al respecto. Ustedes como país tienen un presupuesto periódico destinado, como todos los países. Si el candidato citado llegara a presidente tendría que destinar, para todas las promesas mencionadas, un presupuesto tan excesivo que absorbería incluso el PIB de al menos ocho años de tu país. Debemos pensar que el negocio de guerra en que está centrado el partido republicano es el que ha debilitado tanto la fortaleza de la economía de tu país y de esa manera entonces podremos calcular que aún exagerando la cifra que yo te digo, él no podría invertir para incentivar y hacer crecer tu economía y, más aún, él no te va a devolver el empleo que, dice él, te quitó un mexicano -y de verdad me gustaría saber por qué se culpa a los mexicanos por ello.

Tu país es tuyo y respeto eso. Yo reconozco que hay gente buena y hay gente mala, en ambos países, pero no aceptaré que un resentido moral como él destruya la moral de un pueblo que, sea del modo que sea, ha sido parte integral de una cultura destacada por cierto respeto y visión de prosperidad.

Eres un blanco que odia a todo aquel que no sea blanco?. Eso es triste por ti, ya que en este mundo habitamos tantas razas como doctrinas hay en el mundo. No eres uno de ellos?. Me alegro mucho, porque yo tampoco soy un mexicano que odia a nadie en Estados Unidos, simplemente amo a mi país.

Gracias

Messy Blues

jueves, 14 de julio de 2016

La "Moralidad" entre atalayas y barricadas

Las redes sociales como refugio de cobardes

Estoy muy decepcionado por la reacción que han causado últimamente mis opiniones PERSONALES en mis espacios de internet respecto a que no estoy de acuerdo en que la "cultura diversa" convierta sus derechos civiles en tiranía moral. Hace poco expresé en mi cuenta de conocida red social que la comunidad LGBT estaba exagerando su postura criminalizando virtualmente el hecho de que exista la heterosexualidad (tomado de este arítculo, click) y no lo hice tratando de disfrazar ninguna clase de postura homofóbica de mi parte. Como también dice en ese artículo el autor, y como él lo experimentó, yo conozco personas gay desde que tengo uso de razón y muchos de ellos han trabajado con la familia y eso no me produce ningún problema. Criticaría igualmente a los protestosos que, lejos de defender una causa justa, toman por tempestad las ciudades bajo un ataque de anarquía y destrucción y no por fuerza son LGBT.

La cosa es que en cuanto puse mi opinión en esa red social, un colega -musical- se manifestó indignado por mi nota y hasta me bloqueó de su cuenta. No faltaron otros que también me hicieron ver su incomodidad. Hasta ahí en sus respectivos derechos de no estar de acuerdo pero hubo alguno que, lejos de manifestarlo, simplemente comenzó una suerte de cacería de brujas. Al día siguiente de mi posteo hice una reflexión sobre el mismo haciendo notar que la intolerancia no siempre estaba de parte de quienes se suponen son intolerantes y un muy estimado amigo mío puso en broma la foto de una cruz gamada (broma entre amigos y tratando de hacer menos dramático el asunto), enseguida mi hijo puso a su vez la imagen de conocidos personajes de caricatura dando muerte a Hitler. Pues por alguna razón tanto la imagen de mi amigo como la de mi hijo fueron removidas y ambos fueron objeto de reprimenda por parte de la red social de marras.

Ahora bien. Hace un tiempo yo reporté la imagen de un acto sexual en una página, de esa misma red social, cuya temática era de modelismo -o sea, nada qué ver-. Los de la red social me dijeron que se trataba de simple "spam" y que debería reportarlo directamente con el administrador de la página. Más aún. Me enteré de otras personas que habían reportado imágenes de chicas besándose, de personas ridiculizadas a manera difamatoria, de personas mostrando armas (y humillando mujeres) y otro tipo de imágenes no tan elegantes y la respuesta de la red social fue casi la misma en todos los casos: "No infringen las normas de..." ó "....apoya la libertad de expresión". Lo que me quedó claro es que con la comunidad LGBT es pecado, delito meterse y lo define a uno como una persona "ignorante", "retrógrada" y "fascista". En mi mencionado post solo emití mi opinión con respeto a lo que opino. A pesar de que supondríamos que tenemos la libertad de expresión siempre y cuando no ofendamos con palabras soeces o humillantes a los demás, pues no es así, Esa red social se convierte en una herramienta más del Lobby de la comunidad citada, si no estás de acuerdo con ello, no lo puedes expresar ahí, así de simple.

Pero mi dolor va mas allá. A la red social la voy a tener que aceptar con sus extrañas reglas pero a mi círculo afectivo voy a tener que pasarlo a revisión. Mi lista de contactos se ha convertido en una lista de sospechosos. Entre alguno de mis tantos contactos hay alguien a quien no le gusta mi postura y se la pasa revisando punto por punto lo que escribo y bastará cualquier oportunidad para hacerme morder tierra. O lo que es peor, algún típico que me dio de alta porque soy contacto de sus contactos y jamás me saludará pero sí será un celoso vigilante de que no se digan cosas soacialmente incorrectas, como cuestionar la conducta poco civilizada de la comunidad diversa. A mí me llaman intolerante?.

Este mundo está al revés, en serio. En algún lugar del país pelean para que se prohíban las peleas de perros y en el mismo lugar la misma gente bloqueó una ley que prohíbe las corridas de toros. Llevan al senado una ley que prohíba animales en los circos pero son incapaces de establecer una ley que proteja a esos animales absueltos de su esclavitud. Hablan de adoptar niños de la calle pero ninguno de ellos se declara interesado en adoptar y ciertamente los matrimonios de la comunidad diversa tampoco se mostrarán interesados en adoptar un niño cualquiera (y nadie me va a negar que la mayoría son selectivos de manera obsesiva).

Yo he aceptado cuando mis colegas, amigos y/o conocidos (y hasta enemigos) vienen y me señalan mis errores. Cuando me dicen que soy muy egocéntrico, chaparro, feo, que tengo dientes horribles, que soy un envidioso y cosas así y acepto cuando yo mismo he provocado esa impresión y hasta he llegado a ofrecer algún tipo de disculpa. Personalmente no odio a la comunidad LGBT ni les tengo "cierto asquito" (tampoco atracción, digo, para que no me cotorreen). Mi postura siempre ha sido de tolerancia hacia ellos porque hasta amistades tengo en esa comunidad pero sí me siento afectado por las reglas que ellos ha comenzado a establecer en las que está más penado decir una palabra coloquial que atente contra ellos, que acosar a una mujer. Es en serio, llevar penalmente a la cárcel a un acosador toma al menos un año o un nunca, en tanto que insultar a alguien de la comunidad toma unas cuantas horas para ser castigado.

Pero no es mi opinión sobre la comunidad (que no va a cambiar, lo siento) lo que me duele sino la falta de calzones de alguno de mis contactos para estar fiscalizando mis publicaciones y no tener huevos para dar la cara.

Así las cosas

Messy Blues

lunes, 20 de junio de 2016

El pueblo nunca se lo perdonará Sr Presidente

Estimado Sr Presidente:

Quiero decirle que el pueblo nunca le va a perdonar ser el presidente Enrique Peña Nieto. El mismo que demostró poco conocimiento en lectura de libros (ya sabe, una moda de los snobs que se dicen cultos solo por ponerse a leer según esto para que los demás sepan que son cultos). El mismo que ha demostrado poca destreza para el inglés, el que tiene algunos problemas al hablar en público. Usted sabe, en un país cuya constitución permite que usted no lea libros, no hable inglés o tenga problemas de dicción, pero que el morbo solo justificaría si usted fuera de la comunidad diversa, discapacitado o de plano salido de alguna etnia. Hablamos de que el pueblo jamás le perdonará ser Enrique Peña Nieto por el simple hecho de que no parece solapar esos pequeños grupos de poder que el panismo acunó por doce años.

No le perdonará el pueblo el derramamiento de sangre, desaparecidos, injusticias como lo muy criminal que ha actuado su gobierno al recuperar el derecho de estado y hacer enojar a los intocables CNTE. No le perdonarán que haya puesto en su lugar los puntos de las "íes" en el tema como tampoco el hecho de que haya logrado replegar a una mafia tan poderosa como es la coordinadora. No señor, eso es bastante criminal en un país en el que unos cuantos deciden lo que está bien y controlan a las masas para su beneficio personal (caray, de lo mismo que lo acusan a usted, no es gracioso?). No le perdonarán a usted, aunque no haya sido solo usted sino su administración, el que haya decidido constitucionalmente que el país debe regresar al estado de derecho para todos los mexicanos.

No le perdonará ese pueblo tan parecido al romano, el que haya usted decidido a jugar a ser el "culpable" del cuento, como lo hicieron los gobiernos anteriores al suyo, y que haya roto ese ensueño de "El gobierno tirano y represor" y el castigo es precisamente ese, señalarlo como represor. Y es represor porque usted y su gobierno han reprimido toda posibilidad de acusarlo, deporte favorito de los zánganos. Usted ha quitado toda posibilidad a todos esos justicieros de escritorio y a todos esos líderes revolucionarios de poder acusarlo y de señalarlo como uno de los peores tiranos que ha tenido el país. Usted es culpable, Sr Presidente Peña Nieto, de haber acabado con el sueño de opio de los activistas de juguete.

Por tal razón Sr Presidente le reitero, el pueblo no le perdonará jamás el haber puesto en su lugar a un poder nocivo tan grande como la CNTE.

Atentamente:

Messy Blues

viernes, 17 de junio de 2016

Cosas de "mayestros" y magisterios pirata.

Esos magisteriales tan coherentes

A veces me toca estar al frente de la cafetería, pareciera una especie de regreso triunfal por encima de algunas deudas morales del pasado conmigo; y no siempre es muy agradable la gente que llega. aunque sí es mayoría esa gente agradable. Bueno, el asunto es que no hace mucho llegó un grupito de maestros que derivaban de una marcha o plantón o lo que sea de la CNTE. Bien vestidos (bueno, mas bien ropa de calidad, mal usada pero de calidad) y pidiendo un servicio que, perdonando lo elitista que pueda sonar, es mas bien caro o al menos no parece estar al alcance de alguien que exigiera un derecho constitucional y su economía dependiera de eso y, como ribete, con un considerable delirio de grandeza en sus actitudes.

Ellos llegaron justo cuando un compañero abría la cortina y, digamos, persinaron el consumo ya que después de ellos comenzó a entrar más gente y todo parecía ir viento en popa hasta que una maestra comenzó a inconformarse con el servicio. En calidad de encargado la docente me indicó que su servicio estaba tardando demasiado y que algunas mesas de alrededor a ellos ya habían sido atendidas y que ellos habían llegado mucho antes. Definitivamente le asistía la razón a la tipa y fui a cocina a pelearme con el personal. La cosa es que mientras se resolvía algo la maestra alegaba que quería hablar con el dueño y quejarse formalmente de hecho ante Profeco por el pésimo servicio que se le estaba brindando. Al final fue la master cocinera la que con mucha labia hasta le invitó un atolito de los que venden los ambulantes acá afuera y le calmó la PH (...nche histeria).

Definitivamente la maestra esa tenía, digamos, razón. La mesera que había atendido a los otros se había puesto exigente con su servicio haciendo que en cocina relegaran la atención al grupito de maestros. Pero definitivamente la actitud de la quejosa fue peor que la de una marchanta de plaza. Vociferaba, amenazaba y hablaba en tono autoritario (pa mis pinches pulgas). Afortunadamente pudo más mi parte diplomática y la cosa terminó en una disculpa.

Pero algo me dejó pensando muchísimo.

Las marchas y plantones de la CNTE han generado pérdidas económicas considerables (y no lo digo porque los demás lo digan, lo digo porque me consta), hacen que la gente llegue tarde a trabajar (y con ello hacen que las empresas se demoren en sus bitácoras), provocan una contaminación terrible y solo consiguen, aparte de hacer el ridículo y hacerse odiar, generar malestar en la población. Aparte de que ni siquiera tienen razón para hacer las dichosas marchas y/o plantones.

La maestrilla que se puso toda loca habló de querer quejarse con una máxima autoridad en este negocio, habló de derechos y hablo de causas legales a su favor. Repito, igual tenía razón. El problema es que ellos como grupo parecen no ir de acuerdo con tales principios ya que la razón objetiva que persigue la CNTE no es la de pretendidos abusos hacia los derechos del magisterio, como quieren hacer creer, sino de no enfrentarse a la evaluación profesional y de esa manera quedar en evidencia hasta qué punto muchos de estos "maestros" caen en el delito de "usurpación de funciones" o simplemente no están del todo preparados.

Nunca había defendido una postura política o de gobierno de esta manera pero definitivamente se requieren de dos dedos de frente para entender el contexto de la Reforma Educativa y entender también que en México hace falta ir hacia la excelencia profesional. Basta con ver a estos granujas y su pésimo mal gusto hasta para comer para darse cuenta que, al menos en mayoría, se trata de vividores y oportunistas.

Así las cosas, lo chistoso es que hay quienes los defienden.

jueves, 9 de junio de 2016

La Quimera Azúl y Amarilla

Los hermosos castillos de naipes sobre una superficie de tela (o: el PAN dice estar de regreso)

Cuando yo era escuincle y me regañaban por algo en lo que yo insistía que no había hecho -pero que sí había hecho-, repentinamente me traicionaba con un argumento inspirado por la soberbia infantil. Decía, por ejemplo "Bueno pero lo arreglé, no?" y en seguida venía el: "Ah, ya ves cómo sí fuiste tú?". Obviamente había un regaño y/o castigo tras la confesión lanzada y todo eso, por lo que mi orgullo herido tardaba en aceptar muchas cosas. Eso sucede hoy con Ricardo Anaya, presidente del partido Acción Nacional con su aventurada, loca y bastante ligera declaración de "El PAN está de regreso". A donde había ido el PAN? pregúntome yo aunque, claro, Anaya se refería al círculo de poder del que apenas llevan saboreando 16 nóveles años comparados con los ochenta y tantos del dinosáurico PRI. Anaya insistió luego pues en que "El PAN está de regreso" porque sin darse cuenta asumió una caída estrepitosa de su partido coincidente con la antipatía general que comenzó a tener Felipe Calderón en el 2008 (bondad graciosa, a dos años apenas del inicio de su gestión), caída que derivó de las mal calculadas guerras mediáticas que el partido conservador suele jugarse cuando no tienen la experiencia del Yunque o de Antonio Solá, que son los expertos en guerras sucias plenas de calumnias y creación de rumores para desgastar al enemigo (y en esto de la grilla todo el mundo es enemigo de todo el mundo) y, como era mi caso cuando yo tenía 6 ó 7, el orgullo traicionó al presidente del PAN para lanzarse con su declaración mencionada al alimón con su perorata y su catálogo de triunfalismos y descalificaciones que, de no haber salido de su no ronco pecho, le habrían provocado algún mal generado por la frustración.

Ricardo Anaya y J. Carlos Romero Hicks
Personalmente me da igual si el PRI o el PAN ganan o pierden, lo que resulta sorprendente es observar lo pésimos que son los panistas para ganar o perder. En serio, cuando pierden los del PAN impugnan, realizan marchas, manejan sus influencias para colocar en puestos importantes a sus candidatos perdedores, fabrican injusticias y crean campañas de desprestigio. Cuando ganan se pone a hacer el "Lero lero te gané!" de una manera poco esperada en un partido político que antaño se destacó por su seriedad y compostura. Al Sr Anaya le ganó la soberbia y no pudo resistirse a llamar "Cobarde" a su eterno enemigo, aquel que se dice es tan populista que llevaría a México a ser una versión barata de la Venezuela chavista. El Sr Anaya no pudo resistir lanzar sus dardos de ganador y, realizando su efecto tenaza en juego con su comparsa Agustín Basave (líder del PRD) se fue con toda su artillería contra un Manlio Fabio Beltrones, del PRI, que curiosamente tuvo una reacción más digna y a la altura de lo que muchos habríamos esperado. Como ya dije alguna vez, a mí me caen gordos todos pero al Sr Beltrones se le reconoce que supo enfrentarse al acorralamiento perpetrado involuntariamente por un Joaquín López Dóriga que, por cierto, demostró más morbo que ética profesional al tratar de convertir su programa en un espectáculo de dimes y diretes. "No le vas a contestar?", le decía a Beltrones cada vez que Anaya lanzaba sus embates.

Algo que Anaya dejó muy evidente fue lo muy personal que ha hecho este asunto de recuperar el poder que perdieron en 2012 ante Enrique Peña Nieto. No puede perdonarlo porque los panistas en común llegaron a creer que conservarían el poder por mucho mas tiempo. Creyeron que el romance Fox-Pueblo de aquel lejano año 2000 podría mantener cierta llama de "Mito Social" en las mentes de un pueblo que para los panistas solo estaba compuesto de doñas telenoveleras y dones de partido de fútbol. Es obvio que todos los partidos enfocan más su labor al clientelismo como negocio y poder pero el PAN es el menos dispuesto a perderlo y para ejemplo algunos botones: cuando el PRI perdió la presidencia en el 2000, solo se replegó y se encargó de reestructurarse. Enrique Jackson que jugaba como segundo de Francisco Labastida fue el gran bocón de aquella campaña pero cuando Vicente Fox obtuvo el triunfo supo hacer mutis y reservarse al papel que había ganado -no digamos que con buen desempeño pero al menos se puso a trabajar-. Ciertamente el PRI podrá ser todo lo que los panistas le acusen de ser pero por encima de estos el PRI tiene algo que ninguno de todos los demás partidos van a tener: CLASE.

Así y todo tanto en el PRI como en el PAN y el PRD hay delincuentes y santos, lo malo para el PAN es que por ahora son los elementos inexpertos y poco preparados los que lo representan. El PAN siempre ha manejado sus juegos detrás de las cámaras disfrazándose de Mesias Salvadores de la Democracia sin citar, desde luego, sus jugadas sistemáticas como el siniestro Plan Manzana Azúl (aquel que pretendía adoctrinar a la gente de comunidades, cabeceras municipales y metrópolis del país a base de la manipulación de los programas sociales y, de poderse, el terror psicológico) entre otros proyectos secretos que inmiscuían incluso organizaciones como MURO y El Yunque, todos destinados al control del pueblo por parte del gobierno (y que pretendían inmiscuir a la iniciativa privada con su torcido concepto de neoliberalismo). Al Sr Anaya le falla la memoria tanto histórica como la lógica y pretende hacernos creer que él no sabe nada de las guerras que su partido estiló tanto en 2006 como en 2012. Como ya dije una vez, se adelantan a la que harán en 2018 tratando de dejar a su partido como el gran héroe que lucha por la democracia y el bien del pueblo y no hay nada mas lejano de la verdad.

Cuando en 2004 trataron de desaforar a AMLO, hasta Gabriela Cuevas y Federico Döring -de lo mas nefasto del PAN, por cierto- se dieron a la tarea de querer desinflar el creciente poder político que el tabasqueño estaba adquiriendo (cuando querían pagar su fianza para hacerlo quedar mal). Mencioné hace poco la entrevista con Adela en la que Fox reconoció que "estuvo mal lo del desafuero, de todos modos perdió y fue mi segunda victoria", tales demostraciones de cinismo solo han salido de Acción Nacional en todo lo que va de la historia política de nuestro país (sin apologizar al PRI que han hecho lo suyo en esto de malas entrañas). Pero lo que sí ha sido el galimatías del PAN es la pérdida del estado de derecho en el país, el nivel de educación oficial y el control de la economía en conjunto. Gústenos o no, Enrique Peña Nieto recibió un país minado con dinamita en todo sentido y de hecho el milagro de la no devaluación se debía a trucos financieros manejados por los mejores consejeros del gobierno de Calderón, era obvio que el nuevo gobierno no podía sostener un estallido inflacionario con cifras de mentiras. También olvida Anaya que ellos han sido los únicos que como gobierno se confrontan con la gente, se imponen como poder y lanzan declaraciones que quieren minimizar consecuencias desastrosas.

El PRD luego entonces fue un partido que alcanzó a ser la segunda fuerza política en el 2006... gracias a AMLO. Aunque ciertamente el tabasqueño perdió el piso, los perredistas dieron muestras de falta de destreza y experiencia permitiendo su propia caída a partir de ese año y eventualmente se volvieron un partido bastante tibio y gris que comenzó a ser más clientelar que el propio PAN. Precisamente el presidente de este partido es el peor en este montaje con una actitud tan lambiscona como de segundo a bordo cayendo en el "club de los elogios mutuos" con Anaya. Precisamente al presidente del PAN se le olvida que la fuerza que le dio presencia nacional al PRD fue la de los maestros del CNTE, a quienes acusó, junto con AMLO, de cobardes. De los tres títeres en el show de López Dóriga, Basave fue el que peor quedó.

Definitivamente no tengo por qué defender al PRI ni a Enrique Peña Nieto pero también queda patente que ese partido se ha distinguido por saber perder (2000) y por saber ganar (2012) tomando en cuenta que, ya obtenida la victoria, se comportaron con todo respeto a sus contrincantes perdedores, incluso hacia AMLO que no ha dejado de estar pegándoles en las rodillas, por cierto. A este punto cabe reconocer que del PAN el único que, por muy mal que pueda caerme, se ha comportado con mucha compostura ha sido el odioso de Felipe Calderón ya que ni siquiera en su campaña lanzó ninguna clase de acusaciones o descalificaciones personales hacia NADIE y tampoco lo hizo mientras fue presidente. El señor podrá ser todo lo malo que podamos acusarlo pero de que tuvo categoría hacia sus opositores, la tuvo. En el caso del Revolucionario Institucional pasa lo mismo, podrán cargar con todo el peso histórico de Tlatelolco 68 y la Normal 71 (entre otras) pero hasta el momento se han cuidado de no denostar al enemigo, cosa que hace de Ricardo Anaya un vil argüendero politiquero y patriotero.


Dice Anaya que Andrés Manuel López Obrador es "Un cobarde" basado en el hecho de que no aceptó la invitación de Joaquín pero si algo se le va a reconocer al tabasqueño es que, teatrero, populista y todo, tiene al menos bastante mas dignidad que a la que el señor Anaya podría aspirar.

Está bien si el PAN necesita una alianza contranatura con el PRD y también está bien que gane (así quemarán todas sus posibles naves) pero definitivamente se necesita mucha calidad y ética de político para demostrar que se ha ganado para bien y con la razón de respaldo, cosa que está lejos de poder presumir el partido conservador. Peor aún el partido de izquierda que solo ha sabido hacer comparsa de aquel otro. En ese sentido, y pese a que sí lograron acorralarlo, Manlio Fabio Beltrones supo recibir los knock outs que Anaya trató de lanzarle.

Es cuanto

Messy Blues